Educación secundaria

Educación Hospitalaria y Domiciliaria

La Educación Hospitalaria y Domiciliaria es la modalidad del sistema educativo destinada a garantizar el derecho a la educación de los alumnos que, por razones de salud, se ven imposibilitados de asistir con regularidad a una institución educativa. Se evitan así el ausentismo, la repitencia y la deserción escolar. El objetivo es, entonces, garantizar la igualdad de oportunidades a los alumnos, permitiendo la continuidad de sus estudios y su reinserción en el sistema común. (Ley 26.206, artículo 61). La modalidad se encuentra presente en en los niveles de Inicial, Primario y Secundario y está organizada a través de un servicio educativo hospitalario y otro domiciliario.

La tarea implica que el conocimiento trasciende las paredes de un aula convencional y puede hacerse presente al pie de cama de un hospital o en un domicilio. Para que el aprendizaje se produzca, basta con que coexistan en un mismo espacio y tiempo, un docente, un alumno y el deseo de aprender.

El abordaje pedagógico es personalizado y se realiza en un campo de intersección de los discursos pedagógico, médico, sanitario, socioeconómico, subjetivo etc. Su transversalidad, conjugada con la historia singular del alumno, define  las características y condiciones de la tarea.

La irrupción de la enfermedad en la vida de un niño o adolescente genera efectos en su subjetividad, por su carácter inesperado o  traumático, por la vivencia de dolor que conlleva, o por la amenaza que puede significar para la vida, lo que incide en la construcción de los aprendizajes y demanda una atención especializada, con recursos y estrategias pedagógicos específicos.

Estas necesidades educativas especiales serán diferentes según la patología o enfermedad (diagnóstico) y el tiempo que dure esta situación (especialmente si se trata de una enfermedad crónica). El docente debe atender las mismas a través de adaptaciones curriculares individualizadas y del empleo de estrategias didácticas acordes a las necesidades y la realidad del alumno. Esto implica la aplicación de programas específicos de intervención para reducir los efectos negativos de la enfermedad, la hospitalización y el reposo domiciliario.

La Pedagogía Hospitalaria y Domiciliaria atiende tales necesidades educativas a través de un trabajo multi e interdisciplinar que compromete a los docentes, la familia, el personal docente de la escuela de origen, los profesionales de la salud y el personal sanitario, contemplando la globalidad de la persona, más allá de sus problemas de salud o aprendizaje.

Los problemas y desafíos de la Educación Hospitalaria y Domiciliaria en el Nivel Secundario

  • Relacionados con la igualdad
    • Necesidad de crear o mejorar el acceso a los servicios hospitalarios y domiciliarios de los alumnos del nivel que atraviesan una situación de enfermedad.
    • Desafío de mejorar las tasas de escolarización, principalmente en las provincias que aún se encuentran por debajo de la media nacional.
    • Necesidad de crear escuelas, servicios o aulas hospitalarias y domiciliarias para las alumnas y alumnos del nivel secundario.
    • Necesidad de implementar políticas que tengan como fin superar la fragmentación de la educación secundaria en relación a la heterogeneidad de planes de estudios y a la oferta educativa ya que responden al ámbito socioeconómico de los alumnos y reproducen la brecha social.
  • Relacionados con la calidad
    • Carencia de recursos didácticos y equipamiento específico que mejoren las condiciones de aprendizaje y socialización de los adolescentes en situación de enfermedad y optimicen su utilización.
    • Necesidad de elaborar y distribuir materiales de apoyo para los docentes hospitalarios y domiciliarios que acompañen sus propuestas de enseñanza, acordes a los intereses del adolescente actual.
    • Necesidad de dar inicio o fortalecer la formación permanente de los docentes en la modalidad para favorecer una educación secundaria de calidad.
    • Necesidad de adaptar  el modelo pedagógico y organizacional de la escuela secundaria para asegurar el cumplimiento de la obligatoriedad del nivel y el acompañamiento a las trayectorias educativas de los alumnos.
  • Relacionados con el fortalecimiento institucional
    • Necesidad de tener una estimación precisa de los costos de la extensión de la cobertura.
    • Necesidad y conveniencia de avanzar en la conformación de las Direcciones o Coordinaciones Provinciales de la Modalidad y de equipos técnicos afines en las jurisdicciones.
    • Desafío de profundizar los vínculos con las instituciones educativas de  origen.
    • Dificultad para establecer ejes de coordinación y de articulación del nivel secundario con el 2° ciclo del nivel primario y los estudios superiores así como con el mundo de lo social y del trabajo.
    • Necesidad de desarrollar políticas institucionales de acompañamiento a las trayectorias escolares.
    • Desafío de actualizar las normas y procedimientos burocrático-administrativos de la modalidad.
    • Necesidad de diseñar formas institucionales y de organizar los equipos docentes en relación a los diferentes ámbitos y las trayectorias escolares  de los alumnos.
    • Desafío de profundizar los vínculos entre las familias y las escuelas, aulas o servicios hospitalarios y domiciliarios.

Más información sobre la modalidad