Cristina Fernández y Sileoni presentaron el Plan Nacional Quinquenal de Educación Obligatoria y Formación Docente

Buenos Aires, 5 de febrero de 2013.
La presidenta de la Nación, Cristina Fernández, y el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, presentaron el Plan Nacional de Educación Obligatoria y Formación Docente 2012-2016, que fue aprobado de forma unánime en la última Asamblea Ordinaria del Consejo Federal de Educación, que se realizó el pasado 5 de diciembre.

La propuesta es un compendio de líneas de acción que abarca los diferentes niveles y modalidades de la educación, teniendo en cuenta la Educación Inicial como unidad pedagógica; articulando con la modalidad Técnico-Profesional en el Nivel Secundario; asumiendo la concurrencia de la Ley de Educación Nacional Nº 26.206 y la Ley de Educación Técnico-Profesional Nº 26.058; y contemplando la estrecha vinculación que existe entre práctica pedagógica y política de formación docente.

“Este es un Plan Federal construido por los veinticinco ministerios del país y que fue aprobado por unanimidad en el Consejo Federal de Educación” definió Sileoni en la apertura de la presentación -que se realizó en el Teatro Gran Rex, con la presencia de las autoridades que integran el Consejo Federal de Educación- y expresó “estamos en un nuevo presente en la Argentina que nos permite pensar en el futuro en un mediano plazo, que nos permite pensar qué educación queremos para el año 2016”.

“Este es un Plan que tiene un futuro y tiene una historia: la Presidenta suele denominarla como una década ganada en políticas públicas” señaló Sileoni y agregó “sobre esta base de reconocimiento de los logros alcanzados es que construimos este Plan,  que no nos impide ver los desafíos y deudas que estamos dispuestos a saldar con la sociedad argentina de cara al Segundo Bicentenario”.

A su vez Sileoni destacó “tenemos una clara conciencia de que hemos recuperado un sistema educativo más justo, inclusivo y de calidad” y detalló algunos de los aspectos más relevantes del Plan Quinquenal que se presentó “ nos proponemos más años de obligatoriedad y de escolaridad. Nos hemos propuesto como sociedad el objetivo de que todos nuestros jóvenes asistan 13 años a la escuela y debemos hacer todo lo necesario para continuar garantizando este derecho. Asimismo, insistiremos con más días de clase y de aquí al 2016 duplicaremos la cantidad de escuelas argentinas de jornada extendida destinada a las poblaciones más carecientes”.

“El Plan tiene un énfasis en la primera infancia. Mientras que en el año 2003, el 48% de los chicos asistían a la sala de 4 años, hoy el 70 % de esa franja etaria está escolarizada, por lo tanto proponernos que todos los chicos de 4 años vayan a la escuela no es una irresponsabilidad” destacó el ministro y agregó ”sabemos que la repitencia y la sobre-edad son los problemas característicos de la escuela primaria, en este sentido, hemos tenido el gesto de trabajar el bloque pedagógico en la escuela primaria y someternos a las críticas de algunos sectores que lo califican como facilista, cuando en realidad facilismo es no hacer nada por estos pibes”.

Más adelante el ministro expresó “estamos satisfechos con la cobertura que tenemos en el nivel secundario pero junto a las provincias seguiremos realizando esfuerzos financieros y pedagógicos para lograr mejorar el egreso” y concluyó “estamos seguros que como país nos encontramos a la altura de realizar estos cambios” .

En relación con el Plan Nacional de Educación Obligatoria y Formación Docente 2012-2016, el titular de la cartera educativa nacional precisó que el mismo “expresa necesidades e intereses colectivos, a la vez que traduce realidades, haciéndose cargo de una madurez social que no solo demanda sino también construye. En este sentido, sintetiza interpretaciones no unívocas sobre los logros y desafíos de la educación nacional”.

Además, Sileoni explicó: “Profundizar las políticas de inclusión, privilegiar la primera infancia, brindar horizontes de realización a los jóvenes y adultos, jerarquizar el trabajo docente, sostener la inversión para garantizar el derecho de todos a una educación más justa y de calidad son algunos de los ejes estratégicos de la propuesta del Plan”.

Luego de la presentación de Cristina Fernández y Sileoni, tuvo lugar una conferencia a cargo del filósofo José Pablo Feinmann, que inauguró el Encuentro Nacional en el que –durante dos días- representantes políticos y técnicos de todas las jurisdicciones se interiorizarán de los objetivos y líneas de acción previstos para el quinquenio 2012-2016, para todos los niveles y modalidades del sistema educativo nacional.

La segunda jornada de trabajo, prevista para mañana miércoles 6, se desarrollará –a partir de las 9.30- en el Espacio para la Memoria, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (ex ESMA, Av. Del Libertador 8151, Ciudad de Buenos Aires). Durante todo el día, los asistentes al Encuentro participarán en comisiones que planificarán la labor anual en base al Plan, definiendo el modo en que cada área nacional y jurisdiccional implementará las líneas de acción incluidas en ese documento.

El Plan Nacional de Educación Obligatoria y Formación Docente 2012-2016 convoca a la cartera educativa nacional y los gobiernos provinciales a establecer modos de intervención planificados sobre los desafíos educativos plasmados en la Ley de Educación Nacional. Producto de una construcción federal, la iniciativa define el trabajo coordinado entre los equipos nacionales y los provinciales, y se transforma en la base para la priorización de los objetivos y metas que expresen un acuerdo común para cumplir con lo dispuesto por la Ley.

Asimismo, promueve líneas de acción tendientes a incrementar los niveles de responsabilidad sobre los resultados de lo realizado, y su impacto en relación con el cumplimiento de los objetivos concertados federalmente, que se orientan en dos direcciones: políticas que tienen como prioridad la inclusión y políticas que privilegian la calidad de la enseñanza y los aprendizajes.

Para el quinquenio 2012-2016, el desafío es afianzar los logros de la década pasada, profundizando y ampliando el proyecto político. Dichos logros se reflejan en un conjunto de datos que ejemplifican el avance del sistema y el impacto de las políticas públicas acordadas por todas las jurisdicciones, algunas en marcha desde 2003 y otras implementadas en el período 2009-2011:

§         En 2003, el gasto en Educación representaba un 3,64% del PBI; en 2011 se superó la meta presupuestaria fijada por la Ley de Financiamiento Educativo, llegando al 6,47%.

§         El salario docente de la educación obligatoria creció un 665%; y la matrícula en los Institutos Superiores de Formación Docente creció un 29% desde 2008.

§         Hasta fines de 2012 se construyeron 1880 escuelas nuevas, y se concretaron 5914 obras de refacción, ampliación y reparación.

§         Actualmente, 3812 establecimientos de Educación Técnica están involucradas en procesos de mejora de los entornos formativos y las condiciones institucionales. Además, el Ministerio de Educación de la Nación financia 8249 planes de mejora para escuelas secundarias comunes.

§         Desde 2003 se distribuyeron 45 millones de libros, y desde 2010 se entregaron más de 2 millones de netbooks en el marco del Programa Conectar Igualdad.

§         En el nivel inicial, la cobertura de la sala de 5 era a 2010 del 91,1%; y la matrícula en sala de 4 creció del 48% al 70%. En conjunto, el nivel aumentó su tasa de escolarización en un 17,2% entre 2001 y 2010.

§         El nivel primario tiene una cobertura del 99% en niños y niñas de 6 a 11 años, mientras que el 89% de los jóvenes de 12 a 17 años se encuentra en la escuela, y el 82,2% en el nivel secundario.

§         En el período 2003-2010 se destaca la evolución de la matrícula en la Educación Técnica, que pasó de 324.437 a 628.248 estudiantes. El incremento se explica por la creación de nuevos establecimientos, pero también por la mejora de las condiciones materiales en los ya existentes y las transformaciones del modelo socio-productivo del país.

§         Entre 2001 y 2010 los indicadores de repitencia, sobriedad y abandono interanual han mejorado: el 91,3% de los niños y niñas finalizan sus estudios a la edad prevista, lo que configura un incremento del 4,6% en relación al período 2001-2002. La población con educación obligatoria completa ha crecido un 40% en la última década.

El Plan Nacional de Educación Obligatoria y Formación Docente 2012-2016 tiene por objetivos:

1.      Fortalecer y afianzar la inclusión educativa, ampliando y mejorando las condiciones de acceso, permanencia y egreso desde los 45 días de edad hasta el cumplimiento de la educación obligatoria.

2.      Consolidar la mejora en la enseñanza y los aprendizajes de niños, niñas y adolescentes.

3.      Sostener y reforzar las políticas socioeducativas orientadas al acompañamiento de la escolaridad de niños, niñas y adolescentes.

4.      Mejorar y profundizar la formación y las condiciones de trabajo de los docentes argentinos.

5.      Hacer efectivas las políticas concertadas en la construcción de una renovada institucionalidad a nivel de los sistemas, las instituciones y las aulas.

Para la consecución de estos objetivos, la propuesta ha sido estructurada tomando como ejes vertebradotes los niveles de la educación común y obligatoria –inicial, primario y secundario– y la formación docente. En lo que respecta a las modalidades del sistema educativo –Técnico  Profesional, Artística, Especial, Jóvenes y Adultos, Rural, Intercultural Bilingüe, Contextos de Privación de Libertad y Domiciliaria y Hospitalaria–, las líneas de acción y los logros esperados en cada una de ellas se expresan hacia el interior de cada nivel educativo.

Asimismo, cabe aclarar que las políticas que integran el Plan se expresan en dos matrices, cuyos objetivos organizan las diferentes líneas de acción a desarrollar o profundizar: la primera matriz expresa las políticas orientadas a mejorar las posibilidades de acceso a la educación, que tienen por finalidad el fortalecimiento de las trayectorias escolares generando mejores condiciones para la enseñanza y los aprendizajes como así también el fortalecimiento de la gestión institucional.

La segunda matriz, en cambio, refiere al desarrollo de políticas transversales a todos los niveles y modalidades del sistema educativo: ampliación del tiempo de escolarización, fortalecimiento del gobierno y desarrollo de los sistemas jurisdiccionales, y fortalecimiento y profundización de las políticas de evaluación.